Una dosis mínima del Quijote

No puedo detallar ahora —ni siquiera de forma muy resumida— toda la riqueza literaria y toda la complejidad narrativa de una obra maestra tan universal como es el Quijote, cuya Primera parte se publico en 1605 y su continuación o Segunda parte en 1615 (vamos ya, poco a poco, acercándonos a este nuevo centenario). Baste con decir, como primera aproximación o dosis mínima en forma de entrada del blog, que la historia protagonizada por el hidalgo Alonso Quijano, transformado por la locura y la fuerza de la imaginación en el caballero andante don Quijote de la Mancha, convirtió a su autor en el «padre de la novela europea moderna».

El propósito declarado de Cervantes para escribir su libro es el de parodiar el género de las novelas de caballerías, que habían degenerado hasta el punto de convertirse en relatos llenos de disparates. Pero es obvio que el Quijote es mucho más que una parodia genial. La perfecta construcción de don Quijote, un personaje complejo (loco entreverado de cuerdo), un verdadero héroe problemático, unida al alarde estructural y de técnicas narrativas (multiperspectivismo, ironía, distanciamiento…) de que hace gala Cervantes, son elementos que dan como resultado una de las más grandes obras de la literatura universal.

Portada de la Primera parte del Quijote (1605)

Recibido en su tiempo como un libro cómico, de entretenimiento (don Quijote y Sancho son figuras, personajes ridículos de los que todos pueden burlarse y reírse a su costa…), el Quijote fue cargándose de valores más profundos, simbólicos y complejos con el paso de los siglos, con multitud de lecturas e interpretaciones. La galería de personajes principales y secundarios, el conjunto de historias amenas y episodios interesantes que encierra en sus dos partes son de una riqueza verdaderamente impresionante. Todavía más: como se ha afirmado, en el Quijote está compendiada toda la España de Cervantes, de la que es un magnífico reflejo (reflejo pasado, desde luego, por el tamiz de lo literario). En fin, con toda razón se ha considerado que el Quijote es, a la vez, la genial síntesis de todas las modalidades narrativas de su tiempo y el punto de partida de toda la novelística posterior[1].


[1] Para más detalles remito a la guía de lectura preparada por Mariela Insúa Cereceda y Carlos Mata Induráin, El Quijote: Miguel de Cervantes, Berriozar, Cénlit Ediciones, 2006. Y, por supuesto, también a futuras entradas de este blog insular y barañario.

Anuncios

2 pensamientos en “Una dosis mínima del Quijote

  1. Hubiera parecido lógico que el significado del Quijote se ajustara a la intención declarada por Cervantes, pero el horizonte y las expectativas de los lectores en el tiempo cambian inevitablemente la recepción de la obra. Y así la parodia, tan reclamada por el rigor neoclásico dio paso primero a la sensibilidad romántica del personaje y después a todo tipo de lecturas más complejas, desde el perspectivismo de Ortega en sus Meditaciones hasta interpretaciones médicas, las Inquisiciones de Borges a raíz de la doctrina schoppenhaueriana o la focalización unamuniana en la figura de don Quijote. Es esa inmensidad, ese infinito de múltiples lecturas lo que confiere genialidad a la obra, siempre inacabable. Y da la sensación de que los lectores vírgenes y de nuevo cuño se asoman al Quijote siempre con una nueva sensación, pero, sobre todo, sintiendo a ese personaje entrañable con nostalgia. Seguimos siendo hijos del Romanticismo.

    • Me ha gustado tu comentario, Ingrid. Sí, creo que es así. Por lo demás, ya iré poniendo en el blog más entradas sobre el Quijote. Ahora van a salir primero algunas más dedicadas a las Novelas ejemplares, empezando por La gitanilla y Rinconete y Cortadillo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s