«El peregrino en su patria»: Lope sigue alardeando de nobleza

En Sevilla ha acabado y publicado Lope El peregrino en su patria, especie de novela bizantina, que tuvo un gran éxito, con seis ediciones en el período de 1604 a 1618[1]. También esta obra se abre con el falso escudo nobiliario, el de Bernardo del Carpio, que ya antes había salido en Arcadia (1598), y Cervantes, en unos versos de cabo roto en los preliminares del Quijote de 1605, escribirá en alusión a ello: «No indiscretos jeroglí- / estampes en el escú-».

El Peregrino en su patria, de Lope

Igualmente con esa circunstancia de la publicación de El peregrino en su patria en 1604 escribiría otros versos de cabo roto en su contra Alonso Álvarez de Soria, los que comienzan «Envió Lope de Ve- / al señor don Juan de Arguí-». Lope incluye en este libro una lista con los títulos de las 219 comedias que reconoce como suyas (en la edición de 1618 añadirá 114 títulos más). «En ese momento de su vida ésa era su carta de ejecutoria y su blasón, la de un hombre hijo de sus obras», ha señalado Stefano Arata.

El mismo año de 1604 trae otras novedades: su esposa Juana está embarazada pero, al parecer, se malogra la criatura. En otro orden de cosas, Bernardo Grassa publica en Zaragoza Las comedias del famoso poeta Lope de Vega, libro conocido como la Primera parte de sus comedias (parte era un volumen que reunía por lo común doce comedias, de un solo dramaturgo o de varios); se trata de una edición pirata, hecha sin permiso ni intervención del dramaturgo. La Segunda parte saldría en 1609 y la Tercera en 1613.

Las comedias del famoso poeta Lope de Vega (Zaragoza, 1604)


[1] El texto de esta entrada está extractado del libro de Ignacio Arellano y Carlos Mata Induráin Vida y obra de Lope de Vega, Madrid, Homolegens, 2011. Se reproduce aquí con ligeros retoques.

Anuncios

2 pensamientos en “«El peregrino en su patria»: Lope sigue alardeando de nobleza

  1. Yo que no sé de la, de li, ni le,
    Ni sé si eres Cervantes, co ni cu;
    Solo digo que es Lope Apolo, y tú
    Frisón de su carroza, y puerco en pie.
    Para que no escribieses orden fue
    del cielo que mancases en Corfú.
    Hablaste buey, pero dixiste mu.
    O mala quixotada que te dé!
    Honra a Lope, potrilla, o guay de ti,
    Que es sol, y si se enoja lloverá.
    Y ese tu Don Quixote valadí
    De culo en culo por el mundo va,
    Vendiendo especias y azafrán romí
    Y alfín en muladares parará.
    (Adjunta del [Viaje del] Parnaso)

    Por su apócope en Cu- recuerda al Quijote apócrifo. ¡Qué guerrilla se traían Cervantes y el bando de Lope!

  2. Pingback: Y ayer se jugó el clásico | Blog de literatura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s